viernes, febrero 10, 2012

y al final de mis manos, en el sabor de mi boca, en el olor de mi cuerpo, en mi interior, completando mi éxtasis.....tú..

siguiendo un camino desconocido, uno de tus dedos trazaba rutas en mi espalda
se acercaba lentamente hacia mi sur posterior, sin detenerse, en natural reacción
mi espalda se encorvó y un suspiro terminó en un gemido entrecortado y ahogado por tu boca
susurraste en mi oído mientras mordías el borde de mi oreja, que mantuviera la calma
¿calma? el significado me da vueltas y se escabulle en el acelerar de mis latidos
mientras estremeces mi piel con tu aliento, mis manos intentan liberarse y buscarte
sonríes, lo sé por la forma de tus labios en mi espalda, pero no lo permites, haz ido colocando
el peso de tu cuerpo de tal forma sobre el mío que puedo sólo separar las piernas y hundir el rostro
entre las sábanas, sujeta por tus brazos, con libertad de movimiento pero sólo en sincronía con el tuyo
con el cabello tirando, la piel ardiendo, el sudor cayendo y la humedad aumentando
torturas mi deseo con desesperación, he sentido tus dedos y tu lengua y me haz dejado en espera,
tendida, he sentido tus dientes invadiendo mi carne, dejando rastros por donde pasas, libérame,
sé que sabes que lo pienso, pues no puedo ni pronunciarlo, mi voz no está disponible en palabras,
sólo tu nombre, quiero ser yo ahora, quien sienta el sabor de tus dedos, perderme en tu cuello mientras escucho escapar de ti alguno de los sonidos que mi incitan a no soltarte,
he seguido una ruta diferente a la tuya por tu espalda, por tus costados, pero todos tus caminos me dirigen a un sólo lugar ya sea con mis manos o mi boca o si termino sobre o debajo de ti...la idea de fundirme al menos un instante contigo, lo hace aún más deseable