domingo, mayo 15, 2011

私は忘れないようにしたい,しかし、忘れては不可能です.

nos empezamos a decir adios sin mirarnos siquiera,
sin saber a qué temperatura estaban nuestras manos
o de qué color miraban nuestras miradas,
tal vez lo imaginamos en distintos tiempos cada uno,
un día tú, una noche yo, luego del trabajo o de una salida,
alguna tarde de invierno que es la estación que más nos gusta
sería lo más perfecto para una despedida
después de todo no tiene porqué ser triste ni mucho menos,
será como soltar una lámpara voladora
y mirar hasta que no quede rastro
durará un momento y luego pasaremos a algo más
porque de eso se trata la vida
de empezar y terminar
(aunque hay partes de la vida que uno no quiere ver terminar, sino continuarlas hasta que la vida termine)
y esto empezó hace tanto sin esperanzas
que ha ido degenerando en algo que es ya incontenible
y somos presos que buscan libertad
(al menos uno de nosotros)
hagamos de cuenta que somos cada uno un libro, y
pasemos a la hoja del final.

nothing else i need

de qué va escuchar canciones tan tristes?
si no se lleva tristeza y decepción en el alma
claro, oírlas es como sentir todo nuevamente
olvidar entonces, deja de ser viable,
sentir lágrimas cayendo sin verlas salir
quemando dentro
quedarse en silencio, con los gritos reprimidos
sentir que se va apoderando de todo la amargura
ojos, palabras, abrazos, ideas...,
se avanza, pero no más de la cuenta
sin desvíos, los cambios no tienen cabida
pues podrían propiciar dejar esto atrás
qué sería de mi entonces?
qué pasaría conmigo? en qué me convertiría,
qué sentiría, a dónde iría?.
no se puede volver atrás, lástima
pero se puede avanzar lentamente
incluso quedarme dentro de todo esto
para qué salir si lo demás es desconocido
para qué conocer más, si lo que conocí es lo que quiero
aquí me quedo, con las letras tristes
con el dolor taladrando, siempre recordando
nada más necesito.