sábado, septiembre 26, 2009

muchas veces no necesito de nada para escribir...

empieza con una sola gota y
empieza a multiplicarse,
la lluvia no da razones cae y
se impregna...
yo me imagino
que tus manos
son como cada gota que me toca,
empiezan por mi ropa y
terminan en mi piel,
haciendola vibrar con su contacto..
el viento sería tu aliento,
que lentamente se esparce
cubriendo lo que tus manos no alcanzan,
he ahí tu cuerpo,
cálido al punto de abrasar si necesito refugio..
cada centímetro dispuesto a mi
a mi entrecortada respiración
se me irá el frío, dejaré de tiritar y
temblaré en mis ansias de ir más de prisa
desesperaré, y lo notarás en mi jadeo
cómo no hacerlo, si conoces bien
lo que yo aun no domino
así que
muérdeme mientras me instruyes
asalta mis sentidos todos
inúndalos de deseo
entonces
domina mis arrebatos y
no dejes que me pierda
sujétame del cabello
dale rumbo a mis manos
embriágame con tu sabor
aunque se seque mi lengua recorriéndote
y no te detengas
hazlo sólo cuando hallamos llegado
al éxtasis..

No hay comentarios: